La música en la vida de los niños – El impacto de la música en el desarrollo infantil

escutando música

Sabemos que la música tiene un gran impacto en la vida cotidiana de la mayoría de las personas. Ella tiene la particularidad de despertar una amplia variedad de sensaciones e incluso crear una empatía con las emociones que estamos sintiendo en algún momento de nuestro día.¡Y con los niños claramente no podría ser diferente! Es un tipo de lenguaje que sin duda se considera sustancial en el desarrollo infantil.

El primer contacto con el sonido

El sonido es una parte importante que ayuda a la expansión y maduración cognitiva, incluso antes del nacimiento. Este vínculo que creamos con los sonidos comienza desde el embarazo. Anatómicamente, se dice que la estructura auditiva del bebé se forma en los primeros meses del embarazo. Esto pronto revela un profundo nivel de intimidad y sensibilidad con la parte auditiva. Y es en esta etapa (gestación) que el bebé hace su primer contacto con una de sus primeras referencias musicales – el ritmo, y simplemente a través del latido del corazón materno. Después de haber formado su sistema auditivo, es capaz de, mismo antes de nacer, comprender y apreciar el tono de voz de su madre, los latidos de su corazón, y incluso puede familiarizarse con los sonidos que hacen parte sus vidas diarias.

Beneficios e influencia de la música

Es de conocimiento común que, para que un niño aprenda a hablar más fácilmente, esta interacción debe mantenerse a través del diálogo activo. Los niños necesitan que se hable con ellos para que luego puedan entender nuestro idioma. Y con la música, este proceso funciona de la misma manera, para que un niño tenga razonamiento y conocimiento musical, debe mantenerse ese mismo diálogo entre niño y música.

mirando el radio

Los beneficios de fomentar este diálogo musical son numerosos. Aquí les presentamos algunos ejemplos que consideramos tienen mayor importancia e influencia en nuestros niños.

  • Social | De cierta manera, podemos decir que la música tiene la capacidad de unir a las personas. Y en los niños, la música tiene la particularidad de ayudarlos a establecer una comunicación y una convivencia más armoniosas no solo con los adultos sino también entre ellos.
  • Personal (autorregulación) | Sabemos que los niños llevan una gran carga de energía dentro de sí mismos. Una de las peculiaridades de las actividades artísticas – en general – y las que involucran música – en particular – es que, ellas proporcionan una gran “libertad del ser”, tanto en la absorción como en la disipación de estímulos, permitiendo así que la autorregulación sea un “tarea” cada vez más “inconsciente” porque hay menos acumulación de energía, por lo que hay menos necesidad de recurrir a la autorregulación en momentos de estrés.
  • Desarrollo y aprendizaje | El niño que tiene conexión con la música tiene más probabilidades de asimilar la gran mayoría de los procesos de aprendizaje, ya sea por interacción directa o simplemente por estar escuchando. Así también, la música ayuda a que aprenden a enfocarse en las actividades en las que se dedican no solo a lo largo de su crecimiento sino también a lo largo de su vida. Extrapolando así este enfoque a todas y cada una de las situaciones que sea necesarias.

En modo de resumen, pudimos observar que la música tiene una importancia y un peso importante con respecto al desarrollo de los niños en varios aspectos. Promueve el desarrollo del lenguaje, la coordinación motora, ayuda a mantener la concentración, despierta la creatividad, la sensibilidad, fomenta la expresión corporal, la musicalización, el contacto con otras culturas e incluso ejercita la memoria.

Hay innumerables ventajas y privilegios que la música ofrece. Contiene un gran valor personal, social e incluso profesional, por lo que este estímulo tiene que ser aprovechado y disfrutado por todos.