¿Cuáles son las aplicaciones de un motor con reductora?

Todo dispositivo que trabaje con un motor (ya sea eléctrico u otro) no puede trabajar de manera normal si no hay algo que le diga a qué velocidad tiene que trabajar, ese “algo” se conoce normalmente como caja reductora o reductor de velocidad.  Este complemento encargado de controlar la velocidad de movimiento viene ligado a la invención del motor.

La caja reductora trabaja con engranajes conectados al motor, regulando su velocidad y potencia, adaptando el motor para usos casi infinitos. Este tipo de motor con reductora lo podemos encontrar en diferentes ámbitos de trabajo, y varias de sus aplicaciones generales se encuentran en este artículo.

Maquinas Industriales

En la industria, naturalmente se encuentran motores de diferentes formas, tamaños, potencias, y funciones; todos ellos cuentan con una caja reductora, que debe regular la potencia con la cual estas máquinas trabajan, ya que en este tipo de trabajos se requiere precisión y velocidad juntas, y más si se habla de producción de artículos en serie.

Automóviles

Los motores de automóviles por ley funcionan con una caja reductora o reductor de velocidad, ya que cuentan con un sistema que permite al conductor aumentar o disminuir la velocidad de movimiento, o incluso frenar sin la necesidad de apagar el motor, todo esto es posible  gracias al reductor de velocidad y sin él, el auto tendría una velocidad fija, algo que no es muy útil.

Máquinas de Uso Cotidiano

Cuando se habla de máquinas de uso cotidiano salta a la mente la podadora, la pulidora, la aspiradora, la lavadora, la licuadora, y en fin, todos estos artículos electrónicos que ahorran mucho esfuerzo y trabajo en el hogar, y precisamente en todos ellos hay algo en común y es que su motor también cuenta con una caja reductora.  

Normalmente en los electrodomésticos se encuentran varios botones o en otros casos una perilla, que permite regular su velocidad, haciendo posible realizar múltiples tareas, todo esto gracias a la caja reductora o reductor de velocidad.

El tema de las cajas reductoras puede volverse extenso, ya que son complejas y su clasificación se extiende mucho más de los que se puede imaginar, ya que para cada artefacto o maquina se requiere un tipo diferente de velocidad o potencia según el trabajo al que se le ponga al motor.

La gran mayoría de los dispositivos o máquinas que encontramos dentro de estas clasificaciones serian inútiles si no tuvieran ese valioso dispositivo que controla su velocidad, es cuestión solo de imaginar un automóvil que tenga una velocidad fija o una licuadora demasiado lenta o demasiado rápida sin poder alternar su velocidad. Así de útiles son las cajas reductoras, sin ellas el mundo como se conoce actualmente no sería el mismo.